Extintores

3 SYSTEMS

Extintores

Venta de todo tipo de extintores con certificación CE y UL como son:

Extintores de Polvo Químico Seco

Un extintor de polvo es aquel que contiene cómo agente extintor, polvo químico seco (un 75% – 90% de fosfato monoamónico)

Principalmente actúa interrumpiendo la cadena o triángulo de fuego: Combustible – Calor – Oxígeno.

Es decir, al expulsar el agente extintor que contiene origina una sustancia pegajosa que se adhiere a la superficie de los elementos sólidos y crea una barrera entre estos elementos y el oxígeno, evitando así la combustión.

Además, logra la asfixia del fuego incipiente y consigue enfriar el combustible, siendo altamente eficaz para sofocar un incendio en su fase inicial.

El agente extintor expulsado no es tóxico, pero si es posible que, ante grandes descargas en un lugar cerrado, pueda afectar tanto a las vías respiratorias como a la vista de cualquier persona que se encuentre en el lugar en donde se ha hecho uso de él.

Extintores de Gas carbonico

El CO2 es el agente idóneo para apagar fuegos eléctricos ya que no es ni conductor ni corrosivo. 

Este tipo de extintores son aptos para fuegos de tipo A, B y C. Suelen ser utilizados en locales, industrias y lugares en donde abundan los aparatos eléctricos, tales como laboratorios, oficinas, cocinas, etc.

Extintores de acetato de potasio

Son utilizados en tipos de fuegos que se producen sobre aceites y grasas productos de freidoras industriales, cocinas, etc. Indicado para tipos de fuego de clase K.

  • Extintor K de Acetato de Potasio 06 Lts y 2.5 gl.

Extintores de agua presurizado

Utilizaremos este tipo de extintor para apagar fuegos de tipo A. 

El agente extintor que utilizan normalmente, es agua con unos aditivos especiales. Nunca se deben utilizar en fuegos donde haya aparatos eléctricos.

Extintores de espuma

Se suelen utilizar para fuegos del tipo A que son los producidos por combustibles sólidos tales como madera, cartón, plástico, etc. y del tipo B como los producidos por combustibles líquidos y grasas, tales como aceite, gasolina o pintura. 

La espuma es uno de los agentes usados principalmente por los bomberos. Nunca se deben utilizar para apagar fuegos eléctricos.